Teresa Serrano, The forgotten history of the first drug war

Space. From 15 Mar, 2018 to 28 Mar, 2018

Teresa Serrano aborda, de manera reflexiva y crítica pero no menos poética, las políticas asociadas a la guerra a las drogas en su país natal, México, partiendo de la amapola como un poderoso argumento y con las cuales crea una narrativa conectada por un una linea temporal.

Opening:15 Mar, 2018

Professional visitors:15 Mar, 2018

Opening to public:15 Mar, 2018

Comparte:

Sin duda alguna el narcotráfico y la guerra contra las drogas en México han generado un nutrido imaginario a su alrededor. Este conjunto de imágenes fuertemente simbólicas ha trastocado muchas de las relaciones que establecemos con la cultura que deriva del mundo de las drogas y con la naturaleza asociada a ésta.

El caso de la amapola (Papaver Rhoeas L.) es definitivo de esta demonización de la naturaleza asociada a las drogas. Otrora planta común y silvestre, en la actualidad es una bella flor demonizada por su utilización en la producción de narcóticos químicos, por lo cual es una flor que ha perdido su condición natural en libertad. Ha devenido en una flor encubierta, presa de los laboratorios clandestinos de la droga.

De manera muy aguda Teresa Serrano ha abordado de manera reflexiva y crítica pero no menos poética las políticas asociadas a la guerra a las drogas en su país natal, México, partiendo de la amapola como un poderoso argumento.

En 2016 se dedicó a la realización de 24 amapolas que como indica la propia artista, “fueron pintadas en carpetas de papel Fabriano, Strathmore y Canson en acrílico, directamente, sin dibujo previo. Pinturas realizadas de una manera ‘purista’ como ilustraciones botánicas. Son un tributo a la hermosa amapola, flor roja aterciopelada que produce la heroína. Debido a la guerra contra el narcotráfico en México, la planta ya no se ve crecer espontánea en el campo. Ha sido estigmatizada. Sólo es posesión de los narcotraficantes que han causado más de 60,000 muertes en territorio mexicano, que es una fosa común de personas desaparecidas”.

Este gesto repetitivo en torno a la reproducción de la amapola que recuerda a su vez el célebre aforismo de Gertrude Stein: “a rose is a rose is a rose” tuvo a su vez su contraparte en una obra en vídeo: técnica artística en la cual Teresa Serrano es pionera en Latinoamérica. Su vídeo Amapola también de 2016, es una obra paradigmática no sólo del tema sino de la producción de esta importante artista mexicana. En ella recupera a la flor desde su estigma, y en un gesto de resistencia frente a su condición negativa, la enriquece desde un imaginario más amable y de alguna manera universal, pues la propia Teresa Serrano canta en su vídeo la célebre canción Amapola del compositor gaditano José María Lacalle: un himno popular y clásico sobre esta flor. El vídeo sin duda pone en tensión ambos universos -el negativo, representado en una única amapola en medio de un vasto campo – y el positivo, encarnado en la romántica y sensiblera canción de Lacalle.

Sin embargo, The forgotten history of the first drug war es un proyecto aún más sugestivo por cuanto cristaliza la dimensión histórica que ya tiene el trabajo de esta artista, pues deja en evidencia la mirada atenta que Serrano siempre ha dedicado en su trabajo a las tensiones sexuales, sociales, políticas y religiosas del mundo actual. Esto se pone de manifiesto en la incorporación a la muestra de seis piezas históricas, realizadas hace un cuarto de siglo antes y sobre este mismo tema.

En 1993 Teresa Serrano abordó la problemática de la que entonces era la primera guerra contra las drogas en una serie de dípticos realizados con collage y pintura. En estas obras la artista incorpora a las amapolas desde un registro imaginativo en la cual la flor no era la planta secreta y negativa de nuestros días, aun cuando por esos años estaba sufriendo sus primeros combates por parte de las organizaciones antinarcóticos mexicanas y la DEA estadounidense. En los dípticos, las flores se enfrentan a sus productos derivados desde el ámbito comercial de viejas y amables publicidades farmacéuticas. Esta condición “espejeante” es doble puesto que el collage se realiza con los anuncios apropiados de los derivados de la amapola mientras que la pintura y el dibujo delinea a las propias flores. Estos dípticos anunciaban a su vez, gracias a las inscripciones textuales de Serrano, que el presente de la flor era el de su primera guerra. De manera paradójica, estas frases situaban a las bellas amapolas pintadas o dibujadas y a sus productos farmacéuticos en el espacio romántico de su historia.

Con The forgotten history of the first drug war la artista nos recuerda que esa guerra es ya una historia olvidada (y quizás una guerra perdida) y que la amapola está viviendo un conflicto permanente para su subsistencia natural lejos de esta guerra bastante artificial contra el narcotráfico y su imaginario negativo. Al menos la amapola sobrevive, a contracorriente de su desaparición, en la inteligente y sutil obra de Teresa Serrano.

 

 

Carlos Palacios

amapola--20IMG_3785
Part of the installation "Amapolas", 24 pieces painted in Fabriano paper, Strathmore, Canson and Acrylic
Part of the installation
Part of the installation "Amapolas", 24 pieces painted in Fabriano paper, Strathmore, Canson and Acrylic
Part of the installation
Part of the installation "Amapolas", 24 pieces painted in Fabriano paper, Strathmore, Canson and Acrylic
Part of the installation
Part of the installation "Amapolas", 24 pieces painted in Fabriano paper, Strathmore, Canson and Acrylic
Teresa Serrano, The forgotten history of the first drug war (Marihuana), 1993, Mixed media on paper, 50 x 70 cm
Teresa Serrano, The forgotten history of the first drug war (Marihuana), 1993, Mixed media on paper, 50 x 70 cm
Part of the installation
Part of the installation "Amapolas", 24 pieces painted in Fabriano paper, Strathmore, Canson and Acrylic